Héctor Berenguer: Un poema interminable

..

Por Ysi Ortega


“Escribir poesía es un intento entre el encuentro y la pérdida, entre lo que se va y lo que perdura, cada poema es parte de otro y al fin, todo poeta escribe un solo poema interminable.” – Héctor Berenguer

..


El trabajo del hombre es comparable a un árbol de cuya sombra, madera o fruto no habremos de servirnos pero quien entre nosotros lo planta no lo hace solo para sí mismo, de ser así, no puede esperar nada importante sino el placer de verlo crecer como parte de nuestra vida con la misma esperanza.
Vivimos y morimos cada año, somos tallados también por otras manos y damos frutos. Finalmente sombra.
Como la noble madera. Los viejos árboles son los símbolos más poderosos, no sólo de la fuerza intacta de la Tierra, sino también de ese espíritu que perdura en la madera de las cunas, de los lechos, de los ataúdes.
En los árboles viejos habita como en relicarios una vida bendecida, que el ser humano pierde cuando caen al suelo.
Benditas las manos que nos tallan, muy pocos saben el impulso de esa fuerza.
 
-Héctor Berenguer Poética

  

Los muertos mueren

y en ese doble morir

mueren los vivos.

Ojos acosados por tanta fragilidad.

Confinados en tristes hábitos cotidianos

los hombres mueren,

el mundo falla,

las palabras traicionan.

¿Por qué será que respirar es aceptar

esta terrible falta de aire

que separa la vida de su propio aliento?

El silencio escribe aun

la carne pensativa...

Habitamos ese lapso prodigioso

que divide un idioma hecho de adioses

sin el cual la vida es nada.
 
-Héctor Berenguer Poética

.

.

Acerca del orden político al que Berenguer en ocasiones ve con lamentaciones…

.

POSTAL DE MI TIEMPO

.

“Sobre los desesperados, los vencidos por la vida”

No hubiera tocado este tema de no haber sido por el poema de J.Donne y como penetró en mi corazón. Algo pasa entre nosotros los hombres que ya no tenemos ninguna respuesta racional, ninguna ciencia ni saber que nos permita entrar en el interior de nuestras tinieblas. Resulta inquietante y desconsolador ver como pasivamente nos vamos resignando a las calamidades más atroces y el poco tiempo que ocupan en el imaginario colectivo tan satisfecho como insatisfecho, tan carentes como asfixiados de “nosotros mismos” ahogados literalmente de entretenimientos y evasiones cotidianas. Este es un tiempo donde lo que fue sabio ya no está en las explicaciones, sí, tal vez, en entender sin miedo a perder la razón, en traer a luz, y tener la salud mental de ser capaces de intentarlo todo para volver a las fuentes terribles del asombro, esas que ni los terremotos ni los volcanes ni los dementes que estrellan aviones, ni los seres tan sanos, tan lastimosamente sanos no pueden entender jamás. Hay otro mundo y está en este mundo. Solo mirándonos de frente vemos como envejece el niño y se hace anciano, se pierde, podrido su corazón por falta de verdadero amor. Por ese amor irredento. Se vive en la incapacidad desapasionada de un amor que ya no sabe de entregas, solo de premios o castigos. Se me escapa el saber esencial ¿Es bueno el hombre? ¿Es malo? ¿Es como la lengua de Esopo el sabio y el esclavo? Medito mucho en esto, medito activamente con la clara intención de prepararme a morir y vivir cada instante para siempre. Pero nada es tan sufrible como estar en la piel del otro, ser su humanidad, morir y vivir de él y junto a él. Parece ya agotada la fuente del remordimiento como dice Ungaretti y sin una alteridad esencial vamos como en el verso W. Whitman “Amortajados en nuestro propio funeral”. No podemos rezar, no podemos vencernos, nos hacemos lentos mendigos del milagro de vivir. Miserables autócratas de la nada, de las mitomanías y del mercado de los consuelos. ¿Qué pobre y que rico es el hombre? Pero quien no se arrodilla ante nada parece incapaz de llevar su propia carga.

Así las cosas, desventurado amor el que se nos muere dentro del pecho o se agota en las palabras que lo señalan parcialmente. La vida es osadía. La auto-satisfacción, el culto a la personalidad, son regresivos, nos aburguesan, nos matan de ceguera y de cualquier vestigio de ser en el otro. De perdernos apasionadamente para siempre como hombres reales. – -Héctor Berenguer

..

..

Emil Cioran -de secreta afinidad con Nietzsche– aprecia de él su estilo fragmentario: “Creo que la filosofía no es posible más que como un fragmento. En forma de explosión. Ya no es posible ponerse a elaborar capítulo tras capítulo, en forma de tratado. En este sentido Nietzsche fue sumamente liberador. Fue él quien saboteó el estilo de la filosofía académica, quién atentó contra la idea del sistema. Ha sido liberador porque tras él puede decirse cualquier cosa… Ahora todos somos fragmentistas, incluso cuando escribimos libros de apariencia coordinada. Va también con nuestro estilo de civilización”.

Cioran considera muchos de los pensamientos de Nietzsche, al mismo tiempo que desestima su vehemencia y su propuesta del super-hombre, hasta llegar a considerarlo un simple. A pesar de todo considera a Nietzsche como el promotor del mismo tipo de filosofía o “anti filosofía” que él practica.

Nietzsche, por su parte, hubiera considerado a Cioran un nihilista, pero seguro que hubiera estimado muchos  de los aspectos de Cioran, entre los que no faltaría su personalidad intempestiva, que le recordaba a  él mismo, más allá de las posiciones opuestas en las que se mostraron.

Nietzsche, ha influido y continúa haciéndolo de manera particular en hombres y mujeres que colocan a la  vida como el don más alto que se posee. Para Héctor Berenguer así lo ha sido y lo expresa de esta manera:

..

Friedrich Nietzsche es fundamental  para mí por muchas razones porque él vivió en su carne buena parte de su obra y en sus ideas la consumación del nihilismo. “Todo lo que se hace por amor está más allá del bien y del mal”. Él quiso imitar a Cristo de alguna manera. Zaratustra es un evangelio donde las metáforas poéticas más altas vienen al hombre a darle sus sermones y entre los temibles aparece EL HOMBRE MÁS FEO. Este hombre hace desvanecer a Zaratustra quien pierde el sentido ante su fealdad inmensurable…. 

..

EL RETORNO DE FRIEDRICH NIETZSCHE


Un hombre igual a él, quizá yo mismo
estará otra vez dentro de su carne
para mirar de nuevo el limbo de la tierra.
No sólo una vez sino infinitamente.
Este poema será escrito igual que ahora como un múltiplo.
¿También en cada cosa existe un plagio eterno?
¿Y quién somos?
¿Solo una falla cósmica?
Este que hoy es mi carne y mis ideas
¿Será infinitamente?
¿Dónde está el original?
¿Dónde el arquetipo que abrió la puerta de las repeticiones?
Soy Dionisio crucificado…
dijo aquel hombre extasiado de amor y dolor.
Su mirada que aún me persigue,
parecía decirme : “Somos el agotamiento de lo mismo”.
Un poeta es también,
su propia profecía.
 
-Héctor Berenguer

.

Héctor Berenguer, nacido en Rosario, Argentina, es poeta y animador cultural, autor de varios libros de poesía con traducción, dos al Francés y dos al Italiano, logrando también ser traducido en el “Almanaque Mundial de Poesía” que se distribuye en todo el mundo desde hace dos años.  Cuenta con ediciones de antologías como poeta de Argentina, una de ellas es “Poesía argentina contemporánea”, que fuera el libro más leído en Estados Unidos en el rubro “Poesía extranjera”, editado por el  Vaso Roto de España, hace tres años. 

Ha editado en su ciudad libros de poesía y colabora con revistas. Co-dirige una revista llamada “Puro Verso” de distribución gratuita en la provincia de Santa Fe con una tirada muy importante, 5000 ejemplares, y dirige  -siendo una de sus mayores motivaciones actuales- desde hace 21 años el ciclo más importante del interior de Argentina, “POESÍA EN EL CÍRCULO” en el teatro El Círculo de Rosario.

Pero lo más importante, nos dice el poeta rosarino, es que la mayoría de su obra está inédita y hay un trabajo arduo para llegar a recopilar y luego editar todo lo hecho hasta hoy en poesía, cuentos, ensayos , aforismos.

..

.. ..

Un fragmento de: “LA POESIA Y EL HOMBRE, UN ENSAYO ETERNO”

Sobrevivir no significa ningún triunfo que no sea la duración sin riesgo al estilo de los perdurables ostracodermas refugiados perpetuamente en sus caparazones. Vivir es “otra cosa”, es generosidad, es derroche en expansión y esta visión es también una estética de lo político, que le proporciona al arte y al artista un proceso curativo y regenerador. Si el arte y la naturaleza no concuerdan entre sí “tanto peor para la naturaleza y para el hombre que también es naturaleza” Y se nutren mutuamente. El arte es jubileo y está muy claro que la vida engendra diversidad de formas y múltiples constantes. Esta riqueza exime de mayores consideraciones. Los términos a los que deseo llegar son compatibles con incorporar las imágenes poéticas como “material numinoso” para una visión de la vida más amplia, más afín al sentido del hombre. Este acontecimiento al que se lo define, como cambio de perspectiva de las cosas, es una “cuestión de ascenso vital”. Comprender en poesía, es “fluidificar el ámbito del entendimiento y la imaginación”. Esto es fundamental, y es la única posibilidad de reiterar la vigencia de las vivencias humanas y de su albedrío sobre la inexorable caducidad del tiempo, un intento amoroso de conservar los infinitos rostros de lo viviente. La poesía puede ayudar a vivir no a través de sutiles y extrañísimos merodeos sino en la humilde acción cotidiana, aportando esas ricas imágenes que más tardes serán: “objetos concretos dentro del imaginario colectivo” o soluciones a zonas paradojales a las que no tienen acceso otras áreas del conocimiento. Sin el entendimiento de lo paradojal “dentro del mundo” no tiene sentido la vida toda. Es necesario como lo pensó el surrealismo en su momento, reconquistar en el hombre “el derecho a la imaginación”. (…)

(…) La libertad es y será peligrosa pero es el don más apreciado por un artista honesto, renunciar a esa luz, es perder la propia claridad que aunque sea modestísima, nos separa del agotado mundo de las silenciosas repeticiones. La vida, prueba al modo de las mareas una y otra vez. No se detiene jamás, vulnerables y obstinados somos quienes entendemos esa fragilidad de la forma más expuesta e intentamos edificar naderías en el movimiento de la historia”

.. ..

..

Uno de los poemas que está marcando el nuevo estilo del poeta argentino es  “Anunciación de las posibilidades de una mañana”,  descrito por él mismo como algo parecido a haber llegado al cubismo de los diversos modos de espacio, tiempo y verbales de la creación -el cual sigue, por otro lado, la línea del ya difunto poeta francés Claude Roy.

. .

ANUNCIACIÓN DE LAS POSIBILIDADES DE UNA MAÑANA


¿Y si todo aquí ya hubiera pasado?
¿Ocurrido en otro tiempo?
¿Y si esta mañana soleada en la hierba, los pájaros,
el gato, el café se desplegarán en una fragmentación infinita?
¿Y si vivir es algo que siempre debe suceder al margen de vivir?
¿Si no hubiera más que una mañana interminable con un sol que nunca tendrá crepúsculo?
Pero ¿qué pasa con el gato, el lirio del valle y la línea azul del cielo desgarrado por las nubes blancas, tu corazón y el mío?
¿Se sentirán unidos?
¿Podría esto ya haber pasado y lo que queda nunca sucederá?
¿Se sentirán irremediablemente unidos?
¿Nosotros un alfabeto vivo?
¿Y si todo el universo es múltiplo de un solo lenguaje?
Luego los momentos, los fragmentos, de un cielo rasgado y azul.
La mañana del lirio del valle, el gato,
¿Tú y yo nunca nos perderemos?
¿O seremos salvos entre otras formas del tiempo, en la fuente secreta de la creación?
Todas las ilusiones, son tan estrictamente ciertas.
Hay momentos en que las palabras se sienten como la lluvia dentro de la lluvia.
El tiempo vuelve y crea semillas de sí mismo
Con su fertilidad cualquier cosa puede volver o florecer.
Es así como cada mañana vivo
ayudando a construir en la oscuridad de la creación
imaginando que todo es eterno. –Héctor Berenguer

.

“Me sucedió que entendí que los tiempos son creaciones humanas simétricas en ocasiones. O tal vez reconstrucciones que lo creativo se afana por hacer perdurar” –  Héctor Berenguer 

..

..

De los poemas que se encuentran en YouTube: QUE TU VIAJE SEA LARGO

.. ..

En memoria del cineasta italiano PIER PAOLO PASOLINI: PASIÓN Y MUERTE DE PIER PAOLO PASOLINI por Héctor Berenguer.

https://youtu.be/dpJWkMl4oyI

..

Por la forma en que dice las cosas, la poesía se expande en el tiempo y puede esclarecer diversos momentos y distintos estados de ánimo. La poesía, incluso, puede documentar realidades muy separadas en el tiempo. Eso permite leer en clave contemporánea desde los profetas de aquellos tiempos – cuya prosa poética es significativamente admirable- así como seguramente se leerán a los grandes poetas de nuestro tiempo en un futuro.  

El diplomático y poeta Paul Claudel escribió: “Oh poeta, tú nada explicas, pero gracias a ti todas las cosas se vuelven explicables”. Quién dice, acaso, que el poeta no sea un diplomático nato capaz de superar a aquel que está preparado específicamente para esa función.

Para algunos, la poesía y textos poéticos de Héctor Berenguer pueden resultar incomprensibles. Pero hay otras personas que habitan en el mundo, hay otras sensibilidades que advierten el sentido de dichos versos. La poesía ha sido, es y será la voz del silencio amordazada, la pasión reprimida, el rostro sigiloso y sin duda, la crónica más valiente….

..

……Una guía para no ser guiado…..

..

https://www.facebook.com/hector.berenguer1

https://www.facebook.com/groups/1695369124053619/