RODIN: la mano, un instrumento

 

 

El arte es contemplación: es el placer de un espíritu que penetra la naturaleza y descubre que también ésta tiene un alma, es la más sublime misión del hombre, puesto que es el ejercicio del pensamiento que trata de comprender el universo y de hacerlo comprender ” (Auguste Rodin)

 

af789988d0772d55f0687398f025ad54La mano es una valiosa herramienta del hombre cuyas principales funciones son la prensión y el tacto. Cada mano posee 27 huesos, 8 en el carpo, 5 metacarpianos y un total de 14 falanges. En conjunto forman un canal de concavidad anterior por el que se deslizan los tendones de los músculos flexores de los dedos, pero quizás lo que más nos importa es todo lo que seguimos descubriendo que somos capaces de realizar con ellas, desde que nacemos hasta que morimos, debido a esa gran riqueza funcional que multiplica sus posibilidades en las posiciones, movimientos y en las acciones.

Cada persona es dueña de esta incomparable herramienta, nuestra tarea estaría en aquello que afirmaba el autor y crítico inglés E.V. Lucas: “El arte de la vida está en enseñar a la mano”.  Nos damos cuenta cada día cuánto somos capaces de hacer con nuestras manos, cuánto vale saber tocar, sentir, agarrar, acariciar, tomar la mano de un niño para cruzar la calle, escribir, pintar, tocar el violín e inclusive cuando hablamos, las manos son parte importante de lo que decimos. Hay quien dice: “¡Si quieres que deje de hablar, átame las manos!”. Un claro ejemplo de este dicho es el gran escultor francés Auguste Rodin, quien supo maravillarnos -hablando- con cada trabajo suyo creado con sus incomparables manos.

“ Siempre he tratado de expresar los sentimientos internos a través de la tensión muscular…Sin la vida, el arte no existe” (Rodin)

 

pizap.com14668986123861

 

La historia nos dice que Auguste Rodin (1840 – 1917) a diferencia del resto de los artistas de esa época, sólo se formó en la Escuela de Artes Decorativas ya que no fue aceptado en la Academia de Bellas Artes de París. Esto fue motivo de una dura crítica en sus comienzos y de cierto menosprecio; pero al mismo tiempo fue lo que le llevó a comprender que tenía que ahondar en el elemento de su estudio si quería sobresalir en el medio escultórico. En su caso se dedicó a estudiar al hombre y así fue que el artista profundizó en el estudio anatómico, sobresaliendo de manera única en las manos. Su interés por ellas parece haber sido de larga data, llegando a tener una numerosa colección de manos moldeadas que él guardaba con mucho cuidado.

LA CATEDRAL, es una de las obras más representativas de este escultor. Esta obra reúne en una misma obra dos manos derechas, que pertenecen a dos figuras distintas. Podrían ser la de un hombre y una mujer con un elemento comunicativo de una inusual grandeza y sencillez al mismo tiempo. Son como dos manos ávidas de contar su propia historia…

“ Desde el campanario de nuestras Catedrales resuena la esperanza” (Rodin)

 

1265461554074_f

 

“Manos pequeñas e independientes que, sin pertenecer a ningún cuerpo, están vivas. Manos que se alzan, exasperadas y malignas; manos que ladran con los cinco dedos erizados como si fueran las cinco gargantas del perro del infierno. Manos que caminan, manos criminales o con males hereditarios; otras, que están cansadas y no quieren nada más, que se acostaron en un rincón como animales enfermos que saben que nadie los puede ayudar; y hay otras que se despiertan…” (Rilke, 1903). No sólo las propias manos de este creativo e inspirador escultor habían sido enseñadas para expresar un exquisito arte, sino todas esas otras manos que aún sueltas, independientes, pero magníficamente esculpidas por su creador, poseen luz propia. Ellas, seguirán hablando, danzando, conseguiendo que reflexionemos, pero nunca se quedarán calladas.  “Útil es todo lo que nos da felicidad” (Rodin)

LA MANO DE DIOS. Esta es otra impresionante escultura de Rodin en la que simbólicamente está representada La mano de Dios creando del caos (parte de la piedra que Rodin deja sin trabajar) al hombre y a la mujer, a Adán y a Eva, dándoles forma y transmitiendo a través de ella una de las más sublimes escenas narradas en la Biblia. Ellos, los Adán y Eva de Rodin, como niños pequeños, parecen no querer ser movidos de la posición segura que ocupan….

“Es preciso revivir el pasado, remontarse a los orígenes, para recobrar la fuerza” “¡Me avergüenzo de mi tiempo! ¡El porvenir me espanta!” (Rodin)

 

hand_of_god

 

Pocas veces en la Historia del Arte nos encontramos con un objeto que a simple vista es sencillo y que puede hasta pasar desapercibido en comparación a otros (mano vs cuerpo, por ejemplo); pero que encuentra en el talento de un gran artista que su significado sea más complejo y de mayor comunicación a la que podríamos imaginar. Rodin, magistralmente, obtiene efectos de luz y de vida intensa en las figuras con un sello impresionista, mientras el vigor de las formas, el trabajo de la materia y las texturas dejan entrever rasgos expresionistas.

Auguste Rodin, considerado como uno de los padres de la escultura moderna y uno de los más importantes escultores del Siglo XIX y principios del XX, consiguió que sus obras fueran un punto de inflexión a partir del cual se comenzó a demostrar que en el mundo de la escultura también se podía dar una innovación artística. La escultura, así como la pintura y la música, entre otras, siendo artes, tenían el deber de seguir desarrollándose, aún en una época que parecía anclada en la tradición.

La fuerza de Rodin como escultor, la encontramos en su destreza para ver más allá de una simple superficie y saber representarla desde su mismo estado interior. Eso era la belleza para él…

“El mundo sólo será feliz cuando todos los hombres tengan alma de artistas, es decir, cuando todos sientan el placer de su labor. ”

“ Dios no ha hecho el cielo para que no lo miremos. La ciencia es un velo: ¡levantadlo mirad!…Buscad la belleza.” (Rodin)

 

 

Ysi Ortega

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *