Chet Baker : “Born to be Blue”, su regreso…

Share on FacebookShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone

 

 

Por: Ysi Ortega

 

“Por la mañana seremos historia”.  (Ethan Hawke – Antes del amanecer)

 

Born_to_Be_Blue_posterETHAN HAWKE ilumina la pantalla grande interpretando a la leyenda del jazz, CHET BAKER, en el filme BORN TO BE BLUE , escrita, dirigida y co-producida por ROBERT BUDREAU.

En la década del cincuenta, Chet Baker – nacido en Oklahoma en 1929 – fue uno de los trompetistas más reconocidos del mundo, pionero del “West Coast Jazz” e ícono del “Cool School of Jazz”. El “cool jazz” es un estilo de jazz que, a diferencia de la “inquietud” del Be-Bop, se caracteriza por ritmos relajados, tonos más claros y la incorporación de elementos de música clásica.

En la película vemos a Ethan Hawke tocando el instrumento que le sirvió a Baker para rozar la gloria y obtener la admiración de su público. Chet Baker fue un eximio trompetista y un vocalista que con su estilo lánguido y ensimismado fue quien mejor supo cantar My Funny Valentine’. Había motivos más que suficientes para ser “aprobado” por algunos de los músicos más exigentes de su tiempo; tales como Charlie Parker, Gerry Mulligan, Dizzy Gillespie e inclusive Miles Davis.

 

CHET BAKER

thumbnail_chet_baker1

 

BORN TO BE BLUE se centra en el momento en que el artista regresa a los escenarios. En los sesenta, su carrera y su vida personal se vieron amenazadas por un gran desorden debido a su adicción a la heroína. Una pelea callejera lo dejó sin dientes ni aliento. Fue necesario que hiciera cambios en la embocadura de su trompeta, pero además tuvo que retirarse de los escenarios por casi una década.  born_to_be_blue_iiLa película recrea el apasionado romance mantenido con la enigmática Jane ( interpretado por Carmen Ejogo), que sería el impulso para un inolvidable regreso.

Por otro lado, dentro del mundo cinematográfico, hemos visto a Ethan Hawke interpretando con idoneidad todo tipo de papeles. Ahora el actor se mete en la piel de Baker y nos vuelve a sorprender con una notable actuación. Este rol en el cine no era uno más para Hawke y él lo dice de esta manera: “Decidí hacer esta película porque, de alguna forma, en Baker la leyenda y la música son lo mismo (…) Acercarse a su vida o lo que sabemos de ella es una manera de tocar su música”. Hawke veía en esta producción la posibilidad de leer la vida de un hombre (artista) no enfocada en los pasos dados hacia su autodestrucción, sino el de acercarse al sentido más profundo de Chet Baker. Una realidad que al ver la película y meterse en ella, inevitablemente, provoca más dolor.

“En mi juventud era un idealista del arte y la política, tal vez demasiado idealista. Todavía lo soy, pero el mundo en el que vivo es mucho más gris de lo que yo pensaba que era. Encontrar tu camino es más difícil de lo que yo creía (…) Cuando era joven pensaba que lo sabía todo y, sin embargo, unos años después te das cuenta de que no sabes nada y que no entiendes nada.”  (Ethan Hawke)

 

 

Chet Baker anotaba en sus memorias: “Me da la sensación que la mayoría de la gente se deja impresionar sólo con tres cosas: La rapidez con la que toques, los agudos que consigas y la fuerza y el  volumen que le saquen al instrumento. A mí (sigue diciendo) me resulta un tanto exasperante…”

 

[

  Un tema célebre con el que recordamos la impecable interpretación de  Chet Baker es Almost Blue(Casi Azul), compuesto por Elvis Costello, inspirado  en dos versiones de ‘The Thrill Is Gone’que Chet Baker había grabado en los años cincuenta. No fue sino hasta después que Baker había fallecido que Costello descubre que el trompetista- cantante no solo había incluído el tema en su repertorio, sino que lo había interpretado de la forma más impresionante que el compositor podría haber imaginado….

Una de las razones porque creo en el jazz es que la unicidad del hombre puede venir a través del ritmo de tu corazón. Es el mismo latido en cualquier parte del mundo  (Chet Baker)

 

 

Pocos genios en la música han dejado, además de una gran obra, una vida de película. Si bien la vida artística de este músico por excelencia merecía un filme como este (vida que antes había sido narrada en el documental de Bruce Weber Let’s Get Lost ), la magnífica actuación y el notable esfuerzo realizado por Ethan Hawke en el aprendizaje de la trompeta y el canto, hacen de este filme uno de esos que no se pueden dejar de recomendar…

pizap.com14733863460721

 

Share on FacebookShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *